Estreno en Sierra Gorda (Loja)

Una de cal, y otra de…

Tras la decepción vivida en Sierra Nevada, Juajo y yo (Jesús) nos encaminamos a Sierra Gorda en busca de nuevas esperanzas. Allí el cielo era mucho mejor que en Sierra Nevada, llegando a valores de 21,13 mag/arcsec2 en el cénit, similar al de la Venta de la Leche, aunque sin tanta humedad y más horizonte. Además, las nubes bajas y brumas ocultaban parcialmente las luces de las poblaciones, apareciendo bajo aquellas como restos fantasmagóricos dorados.

Llegamos a la cima junto a los aerogeneradores (unos 1600 m.s.n.m) muy tarde. Más o menos a la una de la madrugada pudimos empezar a intentar hacer algo.

Juanjo colocó una gran sombrilla de playa como parapeto contra la brisa, y allí nos colocamos para hacer alguna foto de la zona de Orión con teleobjetivo (280 mm) y la ASI1600MM-Cool a -30º C y filtro LPS-P2 (tomas de 10″ y 423″ para intentar hacer un HDR), tratando de guiar con otro teleobjetivo de 180 mm de distancia focal y la Atik 16IC mediante MaximDL. El guiado fue bien. El resultado de la cámara principal no tanto.

Juanjo y yo a cobijo de la sombrilla astronómica mientras simulábamos estar realizando fotografías extraoridinarias.

Juanjo y yo a cobijo de la sombrilla astronómica mientras simulábamos estar realizando fotografías extraoridinarias. Foto realizada por Juanjo e iluminada por Jesús.

Tuve problemas para enfocar, ya que el eje óptico no estaba perpendicular y centrado al del sensor. Para minimizar el efecto, opté por lo único que podía hacer: diafragmar de f/4 a f/6.7. Esto tuvo un efecto muy perjudicial respecto al ruido, sobre todo en sombras. También tiene halos y un sinfín de satélites muy inoportunos pasando por el campo de visión (la mayoría geoestacionarios, que pude limpiar en el apilado). Además, tuve que conectar todo el equipo a la batería del coche, porque entre tanto chisme olvidé la mía (además de que no es suficiente). Menos mal que todo fue bien.

A pesar de realizar tomas de calibración, sólo fui capaz de aplicarlas correctamente en el caso de los flats. También tuve dificultades con la captura porque cuando intentaba grabar a 16 bits, Firecapture se bloqueaba. Ahora sé que es un problema del traffic bus del USB, que debía reducirlo hasta el 50%.

Resultado parcial y conclusiones.

El resultado, que sólo está parcialmente calibrado (sólo flats) y sin HDR no es, ni mucho menos, digno de lo que se espera del equipo empleado, pero quiero compartirlo para animar a otros a intentarlo con lo que tengan y a que disfruten y no desesperen en el proceso. Tengo mucho que aprender de procesado, captura, manejor de equipos, de… muchas cosas… XD

Espada de Orión desde Sierra Gorda 280mm, f/6.7. 423"x10. LPS-P2. -30º C.

Espada de Orión desde Sierra Gorda 280mm, f/6.7. 423″x10. LPS-P2. -30º C. Foto realizada por Jesús Navas, con ayuda de Juanjo Segovia.

Bueno, no estubo mal después de todo, tras la odisea que pasamos esa noche. Por supuesto, llegamos a casa de madrugada. Pero de esas experiencias se aprende. Valen la pena. A pesar de lo mal que llegas a pasarlo en el momento, luego te acuerdas de ellas con una sonrisa, sobre todo si vas con la compañía adecuada. Gracias, Juanjo. 🙂

Quedó claro que allí sí valía la pena volver de forma mucho más habitual que a Sierra Nevada. Y pensamos hacerlo. Eso sí, con mejor ropa de abrigo.

Esta entrada fue publicada en Cielo Profundo, Contaminación lumínica, Crónicas, Investigación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.