Astronomía desde mi balcón

Astronomía desde mi balcón

Debido a las circunstancias actuales a las que nos vemos sometidos confinados en nuestras casas por el virus SARS-CoV-2, muchas personas han tenido que reinventar y adaptar sus hábitos de vida, sus maneras de trabajar, y esto incluye la manera de practicar nuestras aficiones y hobbies.

Gracias a la idea de nuestro compañero Sebastián Cardenete, al que se le ocurrió crear un hilo en redes sociales, bajo el nombre “Astronomía desde mi balcón” para que la gente pudiera compartir fotografías de índole astronómico realizadas desde sus ventanas, terrazas y balcones; a mí se me ocurrió realizar este vídeo bajo el mismo lema, y que hemos publicado en YouTube:

Descripción del montaje de vídeo

Este vídeo, de unos 4 minutos de duración, no solamente tiene connotaciones astronómicas, sino que, además pretende ser un llanto de agradecimiento a todas aquellas personas que están trabajando en lucha por erradicar esta pandemia global, y de aquellas otras personas trabajadoras indispensables para que todas las demás podamos seguir viviendo en nuestras casas.

En esta grabación se presenta 3 fotografías de astros y mi primer timelapse con la Catedral de Málaga al fondo a la izquierda, y en primer plano el Colegio de los Hermanos Maristas.

Descripción del timelapse

Para la realización del propio timelapse, la cámara estuvo grabando durante 16 horas continuas, para conseguir un resultado final de unos dos minutos de video.

Llama mucho la atención el movimiento de las nubes, y no precisamente por el hecho de ver su avance; sino por lo que su desplazamiento en sí mismo nos está transmitiendo.

Durante toda la noche, las nubes avanzan de izquierda a derecha, (de SSE a NNO). Pero llega un momento mágico en la madrugada, y digo mágico porque coincide en el momento en que toda la ciudad de Málaga se torna en el mayor silencio, oscuridad y calma; que hasta se puede observar cómo la Catedral se apaga completamente, donde momentos antes sólo conservaba encendida una de las esferas del reloj de la torre, (la catedral se apaga en tres fases).

Es en este instante, cuando hasta la música del video acompaña al movimiento de las nubes y parece producirse una inversión térmica, observándose claramente como las nubes luchan por cambiar su dirección y querer avanzar en sentido contrario, esta vez desde la izquierda a derecha, (desde el NNO hacia el SSE). Sin embargo, en esa energía empleada para cambiar el sentido de desplazamiento, se disipan, caen y desaparecen, quedando una atmósfera limpia hasta el amanecer.

Ya cuando amanece, y hasta la terminación del video a las 15:45 horas, el movimiento de las nubes continúan en el nuevo trazado que marcó durante la madrugada; de izquierda a derecha (de NNO a SSE).

También durante el día, podemos observar el desplazamiento y ocultación de la Luna, que hasta la música de fondo llega a casi silenciarse para dejar contemplar su imponente paso. Observándose también el avance de la línea de luz solar sobre la ciudad, marcando los edificios y produciendo sombras recortadas sobre la superficie del suelo, que recuerdan las mismas que al observar la Luna con un telescopio podemos contemplar en sus cráteres y montañas.

Otros pequeños detalles del timelapse son: La aparición poco frecuente de personas paseando por azoteas en los edificios, cosa poco frecuente si no existiera esta cuarentena, así como una persona tendiendo una ropa de color negra en el lateral derecho de la imagen, (en un edificio blanco, que se encuentra a la izquierda del Colegio Maristas, que es el que tiene sus toldos amarillos), donde se ve avanzar el tendedero cada vez con más ropa.

Datos técnicos del timelapse

El TIME LAPSE se ha realizado con el móvil Xiaomi MI 9T PRO, a una calidad Ful HD.

De los zooms a los que se puede grabar con este móvil en vídeo: 0.6x, 1x, y 2x; se usó 1x.

En ajustes de “Intervalo del Time lapse” del teléfono, se usó: 450x (intervalo de 15 segundos).

El móvil estuvo grabando el jueves santo 09/04/2020 desde las 23:45 horas, hasta las 15:45 horas del día siguiente, de forma ininterrumpida. Un total de 16 horas, para conseguir un resultado de poco más de 2 minutos de grabación. El vídeo fue editado con Pinnacle Studio, (no se ha modificado nada del timelapse), sólo se le ha añadido fotos, textos y música, resultando una duración final de unos 4 minutos.

Una respuesta

  1. Rosa María García dice:

    Me ha parecido un trabajo excepcional, hecho con amor y mucha profesionalidad.
    ¡Mi enhorabuena al autor!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: