Don Domingo… el cielo que nos sigue uniendo

Por María Rus.

 

Casiopea desde Don Domingo.

…Y nos unió de nuevo el pasado 26 de agosto en Santiago de la Espada dentro de las II Jornadas de Astroturismo, organizadas por el ayuntamiento de Santiago-Pontones y AstroÁndalus en colaboración con la Agrupación Astronómica de Málaga “Sirio”.

 

 

 

El alcalde de Santiago de la Espada-Pontones, Pascual González, durante la presentación de las jornadas.

 

 

El centro cultural “Lugar de encuentro” nos acogía para iniciar un programa repleto de actividades para casi un centenar de personas.

 

Pascual Gonzalez, alcalde de la localidad, fue el encargado de iniciarlas.

Jesus Navas como coordinador en Andalucía de Cel Fosc, nos habló sobre contaminación lumínica, incluyendo propuestas para mantener y mejorar  la calidad del cielo de Don Domingo como único paraje Starlight de España.

Se abrió una mesa de trabajo en la que tuvimos representación de empresarios hosteleros de la zona y de empresas como AstroAndalus, un referente pionero en la especialización de turismo astronómico y científico. A través de Lola Guerrero conocimos mejor sus inicios, los distintos perfiles que demandan sus servicios y su proyección beneficiosa en la dinamización local. Enhorabuena.

Paco Robles responsable del restaurante Don Domingo, recordó que fueran compañeros de Sirio los que despertaran su interés como empresario y vecino por este tipo de apuesta turística, recordando la necesidad de cumplimentar diferentes infraestructuras en cuanto a vías de comunicación. Algo a lo que se unió también Gonzalo Soler, gerente del alojamiento rural “Las Cobachas” una apuesta cuidada para los que quieran desconectar.

El punto de vista del astrónomo aficionado, lo puso Maximo Bustamante, astrofotografo cuyos trabajos sobre el cielo de la comarca ponen en relieve aspectos muy interesantes del cielo que nos ocupa.

Por ultimo Jesus Navas, añadió el papel divulgativo de una asociación astronómica como “Sirio”.

Antonio Baena, listo para desmontar mitos de la observación astronómica.

La ultima charla corrió a cargo de  Antonio Baena Presidente de la Agrupacion Sirio para acercarnos “La astronomía como afición” con una comparativa real y divertida de como vemos los objetos a través de un telescopio de aficionado.

 

 

 

 

Las actividades de la mañana culminaban con un taller de astronomía solar y experimentos a cargo de Sebastián Cardenete, profesor y apasionado de la divulgación científica, quien volvió a sorprendernos a todos.

 

 

 

 

 

 

A mediodía “Saborea Santiago – Pontones” más que un aperitivo, fue un auténtico banquete con los productos locales de la zona, una delicia para los que tuvimos la suerte de comprobar que de Astronomía a Gastronomía, solo hay de diferencia una letra.

 

Por la tarde el cielo empeoraba y las malas previsiones se cumplieron.

 

 

 

 

 

La observación nocturna era en Don Domingo, donde nos trasladamos para intentar realizar un recorrido nocturno virtual, hablar de mitología, y sí,  el protagonista realmente fue “Zeus”, que no paró de lanzar rayos…solo nuestro lunático de honor Jesus Chinchilla fue capaz de desafiarle dando tiempo a compartir su charla sobre la Luna.

Es inevitable que nos quede el sabor agridulce por no haber podido disfrutar con todos los participantes del cielo de Don Domingo, pero seguro que tendremos más oportunidades de hacerlo.

Nuestro agradecimiento al equipo de personas que desde el Ayuntamiento de Santiago-Pontones lo han puesto muy fácil, alcalde, Pascual Gonzalez y la incombustible Elena. Lola Guerrero de AstroÁndalus por su interés y organización en las jornadas, su entusiasmo nos contagió a todos.

Gracias a Hotel Escobar de La Matea por su amabilidad y cómo no, a Paco y Agustina que convierten, siempre, restaurante – casa rural Don Domingo en nuestra segunda casa.

No podemos olvidar a los monitores y socios de la agrupación (más de una veintena) que viajaron para no perderse dichas jornadas y disfrutar de esta tierra de contrastes.

Instituciones, asociaciones, empresarios y vecinos son los protagonistas de una historia que va lenta, pero con ganas, que tiene previsiones, que deben concretarse, cuidando nuestros recursos y apostando por la sostenibilidad.

Busquemos la diferencia para distinguirnos, el engranaje está en marcha…

Don Domingo, todo “un cielo”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

…Adiós, ¡y a volver pronto!

Esta entrada fue publicada en Crónicas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.